Non-participation

Una forma muy poderosa de que las comunidades se movilicen es decidiendo no participar en los poderosos sistemas que les perjudican. Esto es lo que ocurre cuando los trabajadores hacen una huelga, cuando la gente retira a sus hijos de las escuelas y les enseña en casa, o cuando se prestan ayuda mutua en lugar de pedir al Estado que les ayude. El activista y trabajador social canadiense Eric Shragge habla de este tipo de acciones como “de oposición”, lo que significa que se oponen a las estructuras de poder existentes en lugar de trabajar con ellas, y suelen centrarse en el desarrollo económico y social de la comunidad. Un nombre que los investigadores dan a algunas de estas prácticas es “prefiguración”, es decir, actuar como nos gustaría vivir en un futuro mejor y comportarnos como si ese futuro mejor ya estuviera aquí.

En este vídeo, Riham Assef habla de un momento muy especial en el que su comunidad en Palestina se dedicó a la prefiguración, durante la primera Intifada.

Transcripción
Identidades y alianzas (Prev Lesson)